Agenda Internacional Relevante

Los pendientes de 2018

Este año viene cargado de retos y pendientes en el ámbito internacional: aislacionismo de Estados Unidos, cambio climático, desigualdad, lucha contra el terrorismo, crisis de liderazgo, riesgo de guerra nuclear, elecciones en Rusia, proteccionismo.

El aislacionismo de Estados Unidos es uno de los más importantes, es un país poco dispuesto a cooperar: “su retirada de la UNESCO y la mudanza de su representación diplomática de Tel Aviv a Jerusalem denotan una actitud confrontativa”, señala Cristina Rosas, doctora en Estudios Latinoamericanos por la UNAM,

La lucha contra el terrorismo también es un reto, ha cambiado mucho y se ha empoderado. Para la experta en resolución de conflictos por la Universidad de Uppsala, grupos como Al Qaeda, ISIS y los lobos solitarios, pueden provocar mucho daño a Estados Unidos.

En el escenario internacional no puede perderse de vista el tema ambiental: “debe de ser prioridad este año”, advierte. El clima está cambiando y cada vez los fenómenos naturales son más devastadores.

En el caso de México, hay que voltear a ver al Sistema Multilateral de Comercio, “del cual se habla poco” y erradicar barreras al comercio, “crucial para el país ahora que está en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)”.

Por otro lado, Rosas señala que no debemos perder de vista que actualmente hay una crisis de liderazgo a nivel internacional: “no tenemos líderes, lo que genera incertidumbre mundial. La Organización de las Naciones Unidas no puede proveer ese liderazgo, ya que no tiene la capacidad de guiar al mundo por mejores senderos”.

Un reto, no solo de 2018, debe ser la agenda de desarrollo, el mundo es cada vez más desigual, la riqueza se concentra en menos manos y no se percibe la voluntad política para contribuir a un combate frontal a la pobreza, aunado a que muchos países enfrentan crisis políticas, explica.

Sin duda, el desarme no solo de aquellas armas de destrucción masiva, sino también de las pequeñas y ligeras: “que les dan poder de fuego a la delincuencia organizada, será un rubro predominante este año, ya que ha cubierto muchos ámbitos: automóviles, arte, especies de fauna y flora, las cuales tienen un impacto brutal en las economías de los países”.

2018 el año de las elecciones

Todo el mundo está pendiente de las elecciones de Estados Unidos y México, pero también habrá en Rusia -donde seguro será reelecto Vladimir Putin-, Brasil, Colombia y Venezuela, que son países hermanos y que tienen incidencia en México, tal vez no de la magnitud que tiene Estados Unidos, pero hay que mirarlos, indicó Cristina Rosas.

En Estados Unidos serán las llamadas elecciones de medio término en noviembre: “si Trump sobrevive a las elecciones será su oportunidad para terminar su periodo como presidente, ya que dudo mucho que las fuerzas políticas de ese país quieran una crisis política”.

Si bien considera que todo lo que propuso se le ha venido abajo, su único gran logro es la reforma fiscal: “Trump pudiera sacar a EU del TLCAN para presentarlo como otro logro de su administración”.

¿Peligro de guerra nuclear?

Durante 2017 hubo declaraciones provocadoras de Trump hacia Kim Jong-un, presidente de Corea del Norte. Para Cristina Rosas se trata sólo del estilo de Trump: provocación y agresión, aspira a que su interlocutor se enoje y luego se sienta a negociar, es estratégico.

Agrega que Corea del Norte ha empleado la diplomacia de la bomba en el bolsillo para posicionarse: “porque no tiene nada más, es un país pobre con muchas limitaciones y lo único que posee para adquirir lo que necesita es su poder nuclear, ha estado usándolo para obtener concesiones del mundo”.

Su presidente quiere obtener alimentos, posicionarse en la región como un actor de respeto, obtener subsidios de Occidente, y sobre todo, no está loco como muchos lo han catalogado: “yo creo que está calculado, está jugando una carta política, no está dispuesto a ir a la guerra”.

Explica que el vecindario de Corea del Norte tiene otras potencias nucleares como China y, por el otro lado, Estados Unidos no puede ir solo a un conflicto de esa magnitud, necesita a sus aliados europeos de los cuales se ha distanciado. “No creo que estemos al borde de una guerra nuclear son pronunciamientos de un líder que necesita cosas de Occidente y de Trump que no se puede quedar callado”.

%d bloggers like this: